CALEFACCIÓN ESTACIONARIA PARA TU FURGO CAMPER

Si tu idea es salir en invierno con tu furgo o ir a lugares fríos, es posible que estés pensando en instalar una calefacción estacionaria. Por mucho aislamiento que hayas instalado en tu furgo, el frío acaba notándose siempre en el interior y la única forma de mitigarlo en la mayoría de las ocasiones es instalando una calefacción estacionaria.

Dado que la elección de la mejor opción para tu furgo es crucial, en este post te vamos a contar qué es una calefacción estacionaria, qué beneficios tendrás al instalarla, qué opciones puedes encontrar en el mercado y todas aquellas cosas que tienes que tener en cuenta a la hora de homologarla

¿Qué es una calefacción estacionaria?

Una calefacción estacionaria básicamente es un sistema de calefacción interna que es totalmente independiente y que funciona cuando la camper está estacionada o parada.

Para funcionar, la calefacción estacionaria se alimenta directamente con el combustible del vehículo y por norma general no suele consumir mucho gasoil. Con ella, conseguiremos calentar nuestra furgo combatiendo así el frío exterior.

Para conservar mejor el calor interno que produce la calefacción estacionaria, sería recomendable tener nuestra camper perfectamente aislada. Esta combinación es la más utilizada para combatir el frío exterior.

Calefacción estacionaria

¿Qué beneficios tendré instalando una calefacción estacionaria?

Principalmente, harás que tu furgo esté preparada para cualquier temperatura fría, viajarás con la seguridad de llevar tu camper preparada para cualquier inclemencia en invierno. Llevarla instalada te permitirá poder visitar con tu furgo lugares fríos y nevados e ir con total tranquilidad.

Decirte que son equipos muy seguros y que están preparados y especialmente pensados para calentar nuestras furgonetas camper.

Además, no consumen tanto combustible como nos haría pensar. Sobre el consumo, estamos hablando de media de unos dos litros de gasoil, en una noche entera encendida con una furgoneta de tamaño medio, aunque realmente esto dependerá del modelo que elijamos.

¿Qué opciones tenemos en el mercado?

Lo más importe a la hora de elegir un modelo de calefacción estacionaria es saber cuáles son seguras y homologables y cuáles no.

Podemos encontrar varias marcas conocidas como Webasto, Eberspacher, Planar o Autoterm que cuentan con los reglamentos necesarios para ser homologadas.

Nuestra recomendación es que instales equipos seguros y que cumplan la normativa y que además los homologues. Viajar seguro y tranquilo es importante.

Para ello, la calefacción estacionaria que compres tiene que cumplir el reglamento 10R y el reglamento 122R. Para comprobarlo, tienes que revisar el etiquetado que lleva. En caso de no tenerlo, no es homologable y por tanto no es segura su instalación ni uso.

Sabemos que uno de las desventajas que tienen estos equipos es su precio. De media su valor ronda los 700€. Pero dependiendo del modelo o marca puedes encontrar más caros y también más económicos.

También podrás encontrarte modelos de calefacción estacionaria duales que además de calentar el aire pueden calentar el agua de tu ducha o fregadero.

Etiqueta calefacción estacionaria

¿Qué calefacción estacionaria NO es homologable?

Una de las consultas habituales es sobre si es posible homologar la muy conocida calefacción estacionaria china, y la respuesta es NO.  Tampoco lo son modelos de imitación.

Son productos muy atractivos dado que su precio es muy inferior a las de marcas habituales, pero no os los recomendamos dado que no cuentan con la garantía ni la seguridad necesarias. Además que no son homologables.

En el caso que las instales, tendrás problemas de cara a la homologación de las reformas de tu furgoneta. Si necesitas más información, contacta con nosotros sin compromiso.

Para que una calefacción sea homologable debe cumplir con los reglamentos R122 y R10, y esto debe estar grabado en la etiqueta de la calefacción. Prestad mucha atención si compráis una calefacción de segunda mano a su etiqueta, porque es muy posible que si es antigua, pese a ser una calefacción de una marca conocida no se pueda homologar ya que no aparezca este grabado en la etiqueta.

Calefacción estacionaria NO homologable

¿Qué calefacción escoger?

Lo importante es tener en cuenta el tamaño de nuestra furgo. Dependiendo del tamaño tendrás que escoger entre un tipo de potencia o uno superior para que su uso te de las prestaciones que necesitas para calentar de forma confortable tu furgo.

Para furgos de tamaño pequeño o mediano nuestra recomendación es que uses una con potencia de 2Kw, con esto sería suficiente. Pero si tienes una furgo grande tendrías que usar una de 3.5Kw como mínimo.

¿Qué necesito para homologar una calefacción estacionaria?

Si estás camperizando tu furgo y es un elemento que vas a instalar junto a otras reformas, su homologación se hace a la vez en un mismo proceso junto con el resto de elementos de la reforma.

Pero si tienes tu camper ya camperizada y homologada y quieres instalarla ahora, necesitarás para homologarla: proyecto técnico, certificado conformidad de laboratorio y certificado de taller.

Para la homologación, necesitaremos fotos de la etiqueta de la calefacción estacionaria, tipo de conexión y ubicación. Recuerda hacerle fotos a la etiqueta antes de realizar el montaje.

Si estás pensando en instalar una calefacción estacionaria en tu furgo camper, puedes ponerte en contacto con nosotros para asesorarte y ayudarte sin compromiso durante todo el proceso de camperización, instalación y en la homologación. Puedes contactar con nosotros por email en info@homologatucamper.es o por teléfono y whatsapp en 634 49 47 36.

Síguenos en redes sociales donde encontrarás mucha información interesante.

Instagram: @homologa_tu_camper

Twitter: @homologacamper

Facebook: Homologa-tu-camper

Deja una respuesta

Cerrar menú